Cómo optimizar tus campañas de Google Ads

La curva de aprendizaje en Google Ads al principio puede ser abrumadora, en especial si aún estás en proceso de aprendizaje sobre el marketing online y todas las herramientas, tácticas y estrategias que lo acompañan.

No obstante, una vez que aprendas los conceptos básicos, empezarás a ver resultados de inmediato y te interesará saber mucho más.

Lo mejor de Google Ads es que no solo pondrá tu negocio, producto u ofertas frente a los ojos correctos, sino que también te puede ayudar a generar un buen desempeño dentro del buscador para reforzar tus esfuerzos de posicionamiento orgánico.

Por lo que hemos preparado esta guía para que aprendas, desde lo básico, a optimizar tus campañas de ads.

¿Por qué debes optimizar tus campañas de Google Ads?

Google Ads presenta tus anuncios a una audiencia muy específica que, en muchos casos, busca activamente lo que ofreces.

Una cuenta está realmente optimizada cuando la puntuación de los anuncios es alta. Esta alta puntuación se obtiene a través de una evaluación de la experiencia de tu sitio web de destino, qué tan relevante es el anuncio y la tasa de clics. Es una forma para que Google calcule qué anunciantes están creando anuncios honestos, bien orientados y útiles frente a los que no lo están.

El nivel de calidad mejora cuanto más relevantes son las palabras clave para tu anuncio, la forma en como están orientados los mensajes de los mismos y cómo tu página de destino coincide con el anuncio, obteniendo los visitantes exactamente lo que esperan cuando hacen clic.

Esto también se traduce en mayores oportunidades publicitarias, posicionamiento más alto, costes por clic más bajos y un mayor retorno de inversión.

Acciones a seguir para optimizar una campaña de Google Ads

Si quieres que tu campaña publicitaria sea exitosa, debes tener en cuenta las recomendaciones que te presentamos a continuación para que puedas optimizar correctamente tus anuncios.

Ajusta tus presupuestos y optimiza las pujas

Cómo optimizar tus campañas de Google Ads 1

El presupuesto que elijas puede tener un gran impacto en la estrategia que desees utilizar, por lo que debes invertirlo sabiamente para evitar una campaña ineficaz o tener pérdidas. Google Ads tiene una opción para ajustar el presupuesto para pujas que te permite crear una estrategia que puedes ir modificando según los resultados de tu campaña.

Debes recordar que cada campaña es diferente y que tiene palabras clave distintas que se dirigen a diferentes compradores, por lo que esta inversión es variable.

Antes de continuar explicando cómo hacer los ajustes, te mencionamos 3 factores que debes tener en cuenta al decidir cuánto vas a pujar:

  • CPC promedio de las palabras clave elegidas: diferentes palabras clave costarán más que otras debido al volumen y los niveles de competencia. Si realmente quieres tener resultados para palabras de alta competencia, deberás pujar más que tu competencia y por tanto tener un buen presupuesto.
  • Tu presupuesto: si tienes uno que es limitado y deseas ir más allá, considera pujar por palabras clave de menor coste o usar concordancias de palabras clave exacta.
  • Tu ROI: las campañas de anuncios se utilizan para la adquisición de clientes. Si bien unos pocos euros por un solo clic o conversión puede parecer caro, muchas veces vale la pena la inversión.

Ahora bien, para ajustar tus pujas una vez que ya has establecido las pujas iniciales, debes revisar las métricas para supervisar cómo se están desempeñando los anuncios. Es posible que observes diferentes situaciones que podrían indicar que es hora de ajustar la puja.

Puedes hacerlo en cualquier momento. A continuación, te indicamos algunas situaciones en las que es posible que debas hacerlo:

  • Si tu CPC está por debajo del CPC necesario para salir en la parte superior de la página deberías aumentarlo.
  • Si estás saliendo el primero y el coste por conversión es demasiado alto, quizá deberías reducir las pujas. Salir en primera posición no siempre es la opción óptima. Muchas veces es mejor salir en segunda o tercera posición. Quizá consigas menos conversiones, pero el coste por conversión será menor. Por lo que te será más rentable.
  • Si pagas por muchos clics pero no obtienes conversiones, cambia tu estrategia o cambia las palabras clave.

La buena gestión de pujas es un proceso continuo. El mercado cambia constantemente y si no cambias las pujas puedes descubrir rápidamente que tus anuncios no se muestran o que estás pagando demasiado por clics.

Aprovecha las pujas automáticas

Una buena forma de ajustar sin tener que analizar tanto es con las pujas automáticas que ofrece Google Ads. Estas te ayudarán muchísimo en este proceso de optimización. El algoritmo te coloca sugerencias según el desempeño y objetivos que hayas indicado para tus anuncios.

Esto te garantiza que:

  • Puedas tener más conversiones.
  • Tu web obtenga más tráfico y visibilidad.
  • Mejorar el ROAS (Retorno de la Inversión Publicitaria).

Ajusta las pujas por localización

Es importante que analices en qué regiones se venden más tus productos, para así redirigir los anuncios a esas zonas para captar más potenciales clientes. De esta forma, conseguirás más conversiones a un menor coste.

Establece correctamente las palabras clave

Cómo optimizar tus campañas de Google Ads 2

Cuando no conoces el sector, lo más recomendable es empezar con el planificador de palabras clave de Google para descubrir nuevas y obtener datos como el volumen o CPC.

La importancia de las palabras clave relevantes

Es importante que pienses en la intención de búsqueda, no solo en las descripciones. Debes ponerte en el lugar de tu cliente: ¿qué términos buscarían para conseguir el producto o servicio que solucionaría su problema?

Por ejemplo, si estás vendiendo máquina de afeitar eléctricas, es posible que quieras explorar términos como "las mejores maquinillas eléctricas" o "maquinillas de afeitar eléctricas". Cuanto más específica sea tu keyword y tu tipo de cliente, más concretas deberían ser las palabras clave.

Añade nuevas palabras clave

Una vez que has probado algunas keywords, puedes experimentar agregando otras nuevas y ver qué tal funcionan.

Estas nuevas palabras debes elegirlas siguiendo el mismo criterio que la primera selección: que sean relevantes y apunten directamente a los intereses de tus clientes.

Palabras clave negativas: otro punto importante que debes tener en cuenta es el de las palabras clave negativas. Que son keywords o frases que no quieres que se muestren en tu anuncio.

Si por ejemplo tu palabra clave es “uniformes de enfermeras”, no vas a querer que tu anuncio aparezca en las búsquedas de “trajes o disfraces de enfermeras”, que es lo que muchos buscan para disfrazarse en Halloween.

Estas keywords negativas te garantizan mucho más control sobre cuándo aparecen los anuncios y son opciones de orientación que ayudan a evitar que aparezcas en búsquedas irrelevantes, manteniendo tu CTR y ROI lo más alto posible.

Organiza correctamente las campañas

Para tener éxito en tu campaña es necesario que la estructures muy bien, de tal forma que puedas lograr tus objetivos de forma efectiva.

Puedes empezar eligiendo el tipo de campaña, ya que hay algunas que te ayudarán a conseguir tus objetivos mejor que otras.

  • Búsqueda: muestra anuncios de texto en las páginas de resultados del motor de búsqueda que son relevantes para los términos que busca el usuario. Son perfectas para atraer a personas que probablemente realizarán una acción, como llamar a tu empresa o completar un formulario, porque ya están buscando los servicios que ofreces.
  • Display: coloca anuncios visuales, como imágenes estáticas, animaciones y anuncios de vídeo, en sitios web y vídeos que coinciden con los parámetros de orientación que establezcas. Pueden hacer que los clientes se familiaricen con tu marca antes de que busquen tus ofertas y también le recuerden tu valor después de haber visitado tu sitio web.
  • Shopping: incluye anuncios de productos en el mercado de comercio electrónico Google Shopping. Estos anuncios incluyen toda la información que los compradores necesitan para realizar una compra, incluido un enlace al producto en tu sitio web.

Una vez que realizas esta primera elección, puedes empezar a elegir palabras claves y a segmentar a tus grupos de potenciales clientes. Esto se puede hacer por localización, intereses, palabras clave, etc.

Realizar este proceso te ayudará a maximizar los datos significativos y el control de tu cuenta.

Las tendencias de búsqueda y los intereses de los clientes cambian constantemente, por lo que nunca vas a terminar de estructurar tu campaña completamente.

No obstante, excluyendo estas pequeñas modificaciones, el cambio estructural final se producirá después de que hayas recopilado datos de métricas tras algunos meses.

En ese momento, sabrás con un alto grado de certeza qué palabras clave tienen un buen rendimiento (o no), dónde se encuentran localizados tus compradores, etc.

Añade extensiones de tus anuncios

Las extensiones son funciones opcionales que puedes activar y que te dan más opciones en el momento de crear tu ad.

Puedes darle a tu potencial cliente tu número de teléfono o ubicación. También puedes añadir enlaces a una página destino que quieres que vean los usuarios, como llenar un formulario, programar citas, la página “Acerca de nosotros”, etc.

Asimismo, puedes añadir calificaciones o reseñas del sitio a través de extensiones automáticas.

Cuando vas a ampliar estas funcionalidades, es importante que sepas que debes pagar por algunas extensiones, además del coste por clic del ad. A esto se le suma que no todo el mundo puede añadir estas funciones, ya que el anuncio debe alcanzar un ranking mínimo y cumplir con otros requisitos para que se habilite esta opción.

Personaliza tu panel para un mejor análisis

Cómo optimizar tus campañas de Google Ads 3

Si quieres tener un panel más intuitivo y completo que te muestre los datos más importantes que necesitas para analizar cómo va tu campaña, puedes personalizarlo para mejorar tu experiencia en la interfaz. Google Ads permite que añadas nuevas columnas al panel, eliminar alguna o que las cambies de lugar.

Lo que sugerimos es ordenarlas según prioridad, de izquierda a derecha, destacando los siguientes datos:

  • Impresiones: cuando tu ad se muestra un determinado número de veces.
  • Clics: cuando los usuarios hacen “clic” en un ad determinado cantidad de veces.
  • CTR: es el promedio que se obtiene al dividir el número de clics junto con el número de impresiones.
  • Coste: la cantidad a pagar por cada anuncio.
  • CPC medio: es la cantidad que se tiene que pagar por cada clic de un usuario.
  • Conversiones: indica cuando un usuario está tomando la acción deseada, ya sea llenar un formulario, registrarse en una lista de email, etc.
  • Tasa de conversión: es la que se obtiene de dividir las “conversiones” por los “clics”, y que representa a los usuarios que toman una acción concreta después del clic.
  • Coste por conversión: el promedio que se paga por cada conversión.
  • Cuota de impresiones perdidas de búsqueda (ranking): la frecuencia promedio con la que no se muestra tu publicidad en el buscador por un ranking bajo.
  • Cuota de impresiones perdidas de parte superior de búsqueda (ranking): similar a la anterior opción, solo que en este caso no se muestra en el primer lugar encima de los resultados orgánicos, por un ranking bajo.

Al organizar de esta forma tu panel, en este mismo orden, puedes tener una visión global con las métricas más importantes que te ayudarán a optimizar y mejorar tu campaña.

En definitiva, Google Ads es una de las mejores plataformas de marketing online que te permite llegar de forma efectiva a tus clientes.

Si bien toda la información puede parecer abrumadora, una vez que la aprendes se vuelve más fácil el manejo de las campañas y estrategias publicitarias. Lo importante es configurar correctamente y optimizar constantemente para obtener la máxima rentabilidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.