Todo lo que debes saber sobre la indexación en Google

|

Creo que no es ninguna novedad que hacer una auditoria SEO de la web de tu negocio es algo fundamental. Son muchos los dueños de negocios que piensan que con tener una página web es suficiente. Sin embargo, ¿de qué te sirve un sitio web si tus clientes potenciales no pueden encontrarlo?

En este artículo vamos a ver uno de los puntos más importantes a nivel SEO de una web, la indexación. ¿Por qué digo que es uno de los puntos más importantes? Pues porque es la base para que aparezca en Google lo que realmente queremos. Pero antes y para poder entender mucho mejor cómo podemos optimizar la indexación de nuestra web, tenemos que entender un poco el funcionamiento de un buscador.

¿Cómo funciona Google?

Cuando hablamos de Google, hablamos de cualquier buscador. Es decir, esta explicación sirve exactamente igual para Bing, Yahoo, Yandex, Baidu, etc…

Para que un buscador muestre tu web en su índice, de aquí viene la palabra indexación, primero envía unos crawlers o rastreadores para que la rastreen y posteriormente la indexan. Normalmente el proceso completo se puede resumir en tres pasos:

  1. Rastreo: Google explora la web con sus rastreadores buscando páginas nuevas o actualizadas. Después guarda las direcciones de esas páginas (las URLs) en una lista. Ahora te estarás preguntado ¿y cómo llega hasta mi web? pues normalmente las web las encuentra gracias a enlaces desde otros sitios que ya conoce, pero también existe la opción de mandarle manualmente las URL para que las rastree antes.
  2. Indexación: Google visita las páginas que ha descubierto mediante el rastreo e intenta saber de qué trata cada una. Para esto, analiza el contenido, las imágenes y los archivos de vídeo. Toda esta información se guarda en el índice de Google, una enorme base de datos almacenada en muchos ordenadores.
  3. Devolución de resultados de búsqueda: cuando un usuario hace una búsqueda en Google, Google intenta ofrecerle los resultados más relevantes. Para determinar cuál es el resultado más relevante, tiene en cuenta muchos factores, como la ubicación, el idioma, el dispositivo (ordenador o teléfono) y las consultas anteriores del usuario. Por ejemplo, si un usuario de Bilbao busca «talleres de reparación de bicicletas», obtendrá respuestas diferentes a las que verán los usuarios de Barcelona que hagan la misma consulta. El orden en el que aparecen resultados se determina mediante algoritmos.

Aquí os dejo un vídeo en el que Matt Cutts explicaba hace años cómo funcionaba Google:

Cómo saber si mi página está indexada en Google

Esto es muy fácil. Basta con poner el comando site: seguido de tu dominio. Es decir, debes poner site:tudominio.com. Poniendo esto deberías ver algo parecido a lo siguiente:

  ¿Qué es el inbound marketing?
URL indexadas en Google del dominio roberflores.com
Búsqueda de páginas indexadas para roberflores.com

Con esto podremos saber si realmente están indexadas las páginas que quieres que estén indexadas.

[elementor-template id=»9721″]

A través de Google Search Console

A veces, cuando una página web tiene muchas URL, puede ser un poco engorroso ponerse a buscar si una URL concreta está indexada mediante el comando «site:». Sí, ya sé que se pueden usar operadores de búsqueda avanzada para acotar la búsqueda, pero también podemos hacer uso de Google Search Console.

Dentro de Google Search Console, si metemos la URL que queremos analizar en la caja de búsqueda de su parte superior, nos dirá si nuestra URL está indexada o no. Ahora, hay que tener en cuenta las siguientes anotaciones:

  • Esta herramienta no hace una prueba en tiempo real; es decir, no describe la versión de las páginas publicada en la Web, sino la versión indexada más reciente. La información que se muestra en la herramienta es la que usa Google para evaluar los resultados de la Búsqueda. Es posible que tu página haya cambiado desde la última vez que Google la rastreó o que ya no esté disponible. Para probar la versión de la página tal como la vería Google, ve a la página en cuestión y selecciona el botón Prueba en tiempo real.
  • Es posible que una URL tenga el estado «La URL está en Google» y no aparezca en resultados de la Búsqueda. Para que aparezca, la página y sus datos estructurados deben cumplir las directrices de calidad y seguridad. La herramienta de inspección de URLs no tiene en cuenta las acciones manuales, las retiradas de contenido ni las URL bloqueadas temporalmente. Para comprobar si tu URL aparece en los resultados, búscala en Google; si no aparece, pero en la herramienta se indica que se ha indexado, puedes averiguar por qué.
  • En el campo «Último rastreo» de la sección Cobertura, se indica la fecha en la que se obtuvo la información que se muestra en la herramienta (si la página que se inspecciona se rastreó correctamente).

Esta información está cogida directamente en: https://support.google.com/webmasters/answer/9012289#indexed_inspection

🔥 Nuevo: API de inspección de URL de Search Console

Recientemente Google ha anunciado una nueva forma de poder sacar la información sobre si nuestra URL está indexada en Google entre otras muchas cosas, su API de inspección de URLs. Con esto, facilita a profesionales SEO a recabar información sobre si una URL está indexada o no y si no lo está el porqué.

Esta API nos podrá decir toda la información que ya nos da Google Search Console en en la sección de detalles al realizar la prueba en tiempo real y además información sobre la versión amp, información sobre la usabilidad de la versión móvil y si puede mostrar fragmentos enriquecidos.

Lo bueno de la API es que podremos hacer consultas en modo bulk, por lo que no tendremos que ir una a una como ocurre con Google Search Console. Siempre dentro de los siguientes límites:

  • 2,000 consultas diarias
  • 600 consultas por minuto
  Qué es el archivo robots.txt

Aquí te dejo la información facilitada por Google sobre su nueva API de inspección de URL: https://developers.google.com/search/blog/2022/01/url-inspection-api

Y aquí te dejo un Google Spreadsheets para poder comprobar el estado de tus URL:

https://docs.google.com/spreadsheets/d/1U1AOwg6QSEct7XVBVoAVy3B5Y_CyShOYBv8TKO_-IkI/edit?usp=sharing

¿Cómo puedo hacer que Google indexe mi web?

Para que Google indexe nuestra web, en principio no deberíamos hacer nada más que crear enlaces desde páginas que ya estén indexadas hacia nuestro sitio. Peeeeero, si estamos esperando a que Google rastree nuestra web y la indexe, vamos finos. En realidad, deberíamos de enviar las URL a través de Google Search Console y pedirle que las indexe. Aún así, a veces Google hace caso omiso y tendremos que enviarle la URL hasta que nos haga caso. Veamos cómo podemos enviar la URL.

Dentro de Google Search Console, una vez que estemos en nuestra propiedad, tenemos que poner la URL que queremos enviar en el cuadro de búsqueda que hay en la parte superior.

Todo lo que debes saber sobre la indexación en Google 5

Y en principio, ya podemos enviar la URL a ser indexada.

Todo lo que debes saber sobre la indexación en Google 7

Sin embargo, yo te recomiendo que primero pruebes la URL publicada para ver si tiene algún problema y una vez que veas que realmente no hay errores la envíes.

Existen otras formas de mandar a Google que indexe tu web.

Por un lado existen indexadores que permiten enviar varias URL a la vez para ser indexadas y por otro, algo que tengo activo en algunas web que tengo funcionando con Rank Math es usar su indexador automático. Éste envía a indexar todas los contenidos nuevos o modificados de manera automática. Aquí te dejo un post que te explica cómo configurarlo.

¿Cómo puedo evitar que Google indexe una URL de mi web?

Sí, aunque te parezca mentira, a veces, es recomendable que ciertas URL no sean indexadas. Para evitar que Google indexe una URL de tu web debes meter la metaetiqueta noindex en la URL que no quieras que sea indexada.

Existe un error muy común que es poner un disallow en el robots.txt, pero esto tiene un problema. Y es que si Google no es capaz de rastrear una página, tampoco será capaz de leer la etiqueta noindex. Por lo que lo que conseguirás es que esa URL no sea rastreada, pero sí podrá ser indexada.

Como puedes ver, dominar la indexación es fundamental para tener un posicionamiento eficaz. Espero que con este post hayas aprendido qué es la indexación y cómo hacer que Google indexe o no tus URL.

Y recuerda, si necesitas ayuda con el posicionamiento web no dudes en contactarnos.

Deja un comentario